VII TRIATLÓN CIUDAD DE HUESCAR

Buena tarde, antes de dejaros con una inmensa y currada crónica de nuestro compañero Francisco Jiménez, solo decir algo que una vez me dijo un compañero de batallas, “ganar una carrera puede ser una anécdota, pero lo que no lo es, es estar en la salida de la carrera”. 

IMG_20140810_111718Esta ha sido mi sexta participación seguida en el triatlón que con tanto cariño nos preparan nuestros compañeros de Huescar, un triatlón gratuito como pocos quedan y lleno de atenciones a los deportistas.

Un 10 para la organización. Gracias.

Y dicho esto, os dejo con Paco:

 

 

CIMG0644LA OSCENSIADA. TRI HUESCAR 09/08/2014

 

Toda la gloria es nada, toda vida es sagrada. Una estrellita de nada en la periferia de una galaxia menor,una entre tantos millones y un grano de polvo girando a su alrededor…

No dejaremos huella, sólo polvo de estrellas …Toda victoria es nada, toda vida es sagrada.

Un enjambre de moléculas  puestas de acuerdo de forma provisional.

Un animal prodigioso con la delirante obsesión de querer perdurar… (Jorge Drexler)

 

Habla, Musa, de aquellos accitanos astutos que entrenaron largo tiempo por alcanzar  la gloria en los juegos de la sagrada Huéscar, después de haber nadado  tantas playas y pantanos , pedaleado tantas ramblas,

IMG_20140306_182217

corrido  tantos caminos, sufrido tantas angustias, luchando, nuevos caballeros andantes por la victoria, la justicia y el amor…

Diosa, hija de Zeus, cuéntanos parte de sus andanzas…

 

IMG_20140809_114706

Al alba se levantaron seis héroes dispuestos a desafiar al destino en veloces carros de combate se encaminaron a la batalla.

En la ciudad de la Sagra muchos guerreros esperaban para combatir en buena lid y que los dioses coronasen a los vencedores con las hojas del acanto.

Capitaneaba la tropa Rafa, el de la larga cabellera, curtido en mil torneos y de muchos victorioso, acompañado de su buen amigo Santi, el de las anchas espaldas, luchador infatigable, incombustible al desaliento, su acerado tesón…

Siguiendo sus ruedas cabalgaba el carro de Bogas, el del pedaleo engañoso,

acompañado de su esposa, Pepi la de la Isla Verde, y  su hijo, el divino José Manuel, el de los pies ligeros, el preferido de Poseidón , el que ciñe la tierra.

CIMG0611

 

Cerraba la expedición la nave de Paco, el crónida que estas líneas os escribe,

el que enseña la bárbara lengua  de la pérfida Albión, acompañado del joven Jaime, el de la rubia cabellera,  cabalgador de montañas, el discípulo de Herodoto, padre de la historia toda, que acabaría primero en el duatlón, y deseamos que se una a nosotros para desfacer entuertos y librar mil batallas de juguete, y que vírgenes canéforas le ofrenden el acanto reservado a los vencedores.

De viaje invocamos cada uno a sus dioses y pedimos valor a la esquiva fortuna.

Subimos al altiplano y al norte cabalgamos, descendimos a la hoya de la antigua Basti, y hacia las ásperas sierras de suculentos corderos nuestros pasos dirigimos ni temerosos de la derrota ni ebrios de orgullo, humildes, pero altivos.

Los oscenses, de hospitalidad mayor que los feacios, se alegraron de ver que Ultrafondo Guadix se aprestaba al combate. De los carros bajamos nuestros pegasos alados y nuestros monos ceñimos, bruñidos con esmero su azul rivalizaba con el cielo. Grabaron los dorsales en nuestra piel con tinta roja como el vino que algunos de nosotros acostumbramos a libar con dulce miel.

CIMG0605

¡Tantos bravos guerreros como allí se reunieron imposible sería describir con palabras!

Aznar, el que nada veloz, el preferido de Hermes, Azor, el de los hombros herácleos,

IMG_20140809_093412

Los hermanos Quiles de la heroica estirpe de Aquiles, el protegido de Atenea, diosa de la victoria, Javier, el gigante de rostro apolíneo, hijo de Ajax, todos nos saludaron: “Salve, hijos de Netón”.

Intrépidos como los Aqueos a las puertas de la ínclita Ilión, en las claras aguas nos zambullimos de los espléndidos baños de estío de los generosos oscenses, prestos a tomar la salida.

CIMG0612

Raudo partió José Manuel, el elegido de Poseidón,  hermano de los delfines,

como las negras y cóncavas naves griegas surcando a toda vela el Helesponto.

Atónitos contemplaban sus rivales la fuerza de su brazada, la flexibilidad de su balanceo, el golpe seco de su patada bajo el agua, la certera cadencia del que nació de sirena.

IMG_20140809_094449

Impávidos admiraban como doblegaba al resto de nadadores impotentes ante tal exhibición de fuerza e hidrodinámica, sacando varios largos a todos sus adversarios.

A varias clepsidras nadaban el resto de sus compañeros Mirmidones, a la cabeza Rafa, el de purpúreo gorro, Bogas, el de alada bicicleta, éste que os aburre, el cansino histórico, de la estirpe de Homer Simpson, y el esforzado Santi, el de la barba cana, hermano de Paco, el domeñador de olas en la travesía de Tabarca. Pero Zeus, el padre de los dioses todos, ya había ungido a su hijo predilecto, y José Manuel  en solitario cabalgaba ligero como el viento su encabritado Bucéfalo rumbo a un destino glorioso: Granico, Issos, Gaugamela, Huéscar…

Vencedor de triatlones, merced a un adiestramiento excelente por parte de su sabio padre, Bogas, el de prudentes consejos, a su valor y genio estratégico,  más ilustre que todo mortal, el que más sacrificios ha ofrecido a los dioses, los dueños del cielo anchuroso, se disponía a vengar a los griegos de las hordas de bárbaros persas que el rayo de Zeus fulmine.

Las pendientes laderas eran llanas para su firme pedaleo fluyendo suave y cremoso como mantequilla fundida. Innovador en su técnica, con el arrojo de la juventud y la cautela

CIMG0615que da la experiencia, imprudente en las bajadas, temerario en las ascensiones, apenas barbilampiño, batiéndose el cobre con atletas curtidos en el fragor de mil batallas.

Su padre temeroso intentaba impotente, dar alcance a su hijo, y aconsejarle prudente que dosificara sus fuerzas. Mas el niño indomable ya había quemado sus naves en las faldas de la sierra de la Sagra, y preso de un divino frenesí en solitario a los guerreros tras su rueda burlaba, a galope tendido, directo hacia la última transición.

En pos de Bogas pedaleaba este Jenofonte cualquiera, intentando en vano alcanzar al padre de nuestro héroe, pero me conformaba con no perder mucho tiempo.

En la primera vuelta al circuito sin querer me perdí por mi propia locura, ya conocéis mi corta vista homérica de gato de escayola en un armario gracias a Rafa, el de tremolante casco, recuperé la cadencia, tras de su roja cabalgadura.

IMG_20140420_114747

 

Pero los nervios aún otra jugada me guardaban, antes de la peligrosa bajada al Hades, se le salió la cadena a mi blanquinegro Rocinante. A los dioses plugo que consiguiera seguir sin perder mucho tiempo en el vertiginoso descenso, a pesar del miedo que atenaza mis frenos cuando la velocidad  cuesta abajo mi cabalgadura desboca.

En la segunda vuelta templar mis nervios ogré, dar alcance a nuestro capitán

que me arengó que siguiera en solitario, pues sus piernas de padre recién estrenado acusaban la falta de horas de entreno.

En pos de un grupo de feacios me lancé y su ritmo seguí hasta la segunda transición dónde Bogas, el de la bici veloz, la carrera iniciaba.

IMG_20140809_103913

No quiero contar qué sentí cuando empecé a correr por respeto.

Mis pierna parecían de la madera de aquel caballo legendario que la caída de Troya causó.

El pavor a  mi estensitis aquilea en mi pecho con fuerza brotó, pero la esfinge me dijo:

“A tí mismo conoce, así como Aquiles, Aquiles es por su talón ” Decidí pensar sólo en el paso siguiente y no más allá, como conviene vivir cada día sin mucho mirar adelante o atrás

Poco a poco el vigor a mis piernas dormidas por las flores de loto volvió, cada paso mejor que el dando un instante anterior Cuando el camino fragoso empezó a enemigos di alcance en las hirsutas sierras de Huéscar, llegando a divisar la coraza azulada de mi compañero de Ultrafondo, Manolo Bogas, y mi pecho saltó como pez en el agua y se dijo,” Vamos a entrar en singular batalla, aunque no sean más que molinos

IMG_20140809_103905

gigantes serán si así los quieres mirar” No preguntéis la razón, pues yo mismo no sé ni la entiendo.

Como un potro fuera de sí me lancé desbocado  monte abajo, corrí como alma

que el diablo llevara, como si la cabeza de Medusa, me persiguiera, de sierpes coronada, y logré dar alcance a mi amigo  cuando ya   la meta se divisaba, su fascitis plantar me ayudó pues no estaba curada. Sólo queda cantar a los héroes de aquella jornada ¡salve! hijo del rayo, Jose, de la estirpe de Jasón, que sobre todos brilló.

CIMG0636

Todos su hazaña impávidos contaban y lo invitaban a entrar en sus falanjes de hoplitas formadas.

¿Será prematuro probar su acero en las playas de Águilas el próximo 13 de septiembre?

IMG_20140809_105607

¡Quien soy yo para tal decisión aconsejar! Sabios tienen los dioses que la hora sabrán esperar.

CIMG0644

Todo el que espera sabe la victoria lograr, pero “hay que saber aguardar que la marea fluya,

IMG_20140809_114201

así en la costa un barco sin que el partir te inquiete, porque la vida es larga y la gloria es un juguete.

Y si la vida es corta y no llega el mar a tu galera, aguarda sin partir y siempre espera, porque el arte olímpico es largo, y además, no importa.” (Antonio Machado)

CIMG0645

Paco Jiménez “el pestiño histórico y homérico”

 

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: