Archive for the ‘IRONMAN’ Category

TRIATHLON VITORIA-GASTEIZ IRONMAN 2014

21 agosto, 2014

Buena tarde con retraso aquí tenemos otra gran prueba realizada por un compañero de Ultrafondo, Juan Pérez Gómez, fué el año pasado cuando se inició en esto del triatlón, en el olímpico de Almería.

Curtido en mil carreras contra los kilómetros y el crono, Maratón de Sevilla, 101km de Ronda, Medias por toda la geografía, triatlones cómo el de Sierra Nevada…

Hoy nos relata de primera mano como llegó a este Ironman, como dice Rafa, pero el de la Unión, es para mi un enorme placer dejaros con Juan, nuestro primer hombre de hierro en el club y esperamos que no el último.

 

IMG-20130618-WA0006

¡SALUDOS!.

Todo empieza  cuando a mediados del mes de Junio, mi amigo José María Carrasco (Club Deportivo El Mazo), me dice que no puede ir al ironman de Vitoria por motivos personales,  y que él de su cuenta ya había contactado con la organización para ver si podía ser sustituido por otra persona.

Había pensado en mí, que días antes le había comentado la envidia que me daba porque iba a hacer un IRONMAN  (Idea que todos tenemos al hacer nuestro primer triatlón, sea de la distancia que sea).

Cuando me lo propuso,  le dije que era imposible, que no estaba preparado,  que sólo había hecho un par de triatlones olímpicos,  y que no había entrenado.

– “Has hecho los 101 km de Ronda

IMG_20140511_001850

tres o cuatro veces, la subida al Veleta en varias ocasiones, no sé cuántas maratones,  y dices que no estás preparado….”, entonces, ¿Quién lo está?

La  idea seguiría dando vueltas en mi cabeza, hasta que aproximándose la fecha límite para hacer el cambio (30 de Junio), me dice que sólo me quedan un par de días para decidirme. Le digo que hable otra vez con la organización y que si le permiten el cambio, que lo haga directamente.

YA ESTÁ HECHO.

Empiezo a comentalo poco a poco a mi entorno, a Mª Jesús (¿un triatlón en Vitoria?, ¿es que no hay ninguno más cerca?), a José Antonio Martínez (¡ya lo sabía!), a quien no le pilló por sorpresa pues ya se lo había comentado el primer día que me hicieron la propuesta.

Es a falta de una semana cuando Guillermo Hervás me pregunta en las clases de natación que estaba dando en Acyda, que si tenía algo en mente podíamos orientar las clases en función de las pruebas que tengamos cada uno.

-“ voy a hacer un IRONMAN en VITORIA”……..

main_logo_negro

-¡Si es el Domingo que viene!….. “lo sé porque a mí me hubiera gustado ir, hay  varios de mi club (SHARP THE CLUB), que van a hacerlo”; ofreciéndose en ayudarme en todo lo que me hiciera falta (ropa, traslado de bici, alojamiento….).

Es entonces cuando empiezo a comentárselo a más gente, Mariano, Carlos, Toni, Garrido, Manolo Bogas, José Manuel,  y cuando María Jesús se entera realmente de las distancias del “triatlón”. -¡UN IRONMAN! – ¡TU ESTAS LOCO!…………………….¿?…….¡!…………(………), ya sabéis más o menos a lo que me refiero……. Pero todo continúa…..

EN VITORIA.

Llegamos a Vitoria  el viernes 11 de Julio por la tarde. Cogemos la habitación que está en un hotel muy cercano a la Plaza de la Virgen Blanca, lugar donde entregaban los dorsales y las diferentes bolsas  para las transiciones. Recojo todo el material, y pregunto por el horario del sábado para  traslado de bicicletas al lago situado en la localidad de Landa, donde sería la fase de natación el Domingo a las 8:20 de la mañana.

IMG-20140712-WA0006

Aproximadamente sobre las 17:00 del sábado nos dirigimos hacia la T1 situada en el Pantano de Landa, mi bici en una furgo, y yo en el autobús. Me siento con gente de un club de Mijas, quienes ya habían hecho varios IRONMAN, y me aconsejan que DISFRUTE. Les pregunto por el tiempo que tienen previsto y me responden que se han preparado para hacerlo entre 12 y 13 horas.  Yo les digo que quiero ir paso a paso, superando los tiempos de corte que realmente era lo que más me preocupaba.  Me dicen que no voy a tener problema, que con ir a 26 km en la bici, los tiempos de corte estaban superados, siempre que no hubiera pinchazo ni ningún contratiempo con la bicicleta. La velocidad media de 26 km, coincidía exactamente con la que había comentado con Manolo Bogas unos días antes, y que si el perfil era llano, era una velocidad  “asequible”…pero…. ¿y si pincho la bici?, necesito otros 10 minutos extra por si acaso…..Tengo que ir por encima de 28, y si la maratón la tengo que hacer andando, pues ando.

Llegamos a LANDA y, después de pasar la revisión de la bici, casco,  etc, me dirijo a desinfectar el Neopreno (Obligatorio para poder nadar en ese lago, por si alguno está contaminado con el Mejillón Cebra); y allí me encuentro con Juanjo, un amigo de mi hermano Carlos, con quien fui la primera vez a la Maratón de Madrid (2008).

  • Cuzzi, uno de Guadix.
  • Coones, uno de Dúrcal.

Después de ese saludo tan efusivo, me dice que si le voy persiguiendo, que si es que he aprendio a nadar, -“ no sabía ni que hacías triatlones”, me dice. – Yo si sabía que tú sí los hacías, le contesto. Y es que para el de Durcal, era su quinto ironman, ZURICH, ROTH, BARCELONA en varias ocasiones, etc. Me dice que se va a meter en el agua para ver la temperatura, y yo le digo que me voy de vuelta a Vitoria, que la familia me espera y que todavía tengo que ir a la T2, para dejar el material de la Maratón (zapatillas, mayas, gorra, etc). Nos deseamos suerte por si no nos vemos, y cada uno a lo suyo.

EL DÍA “D”

Después de haber dormido plácidamente durante al menos MEDIA HORA en toda la Noche, me levanto definitivamente a las 5:00 am para desayunar, ya que los autobuses hacia Landa salían entre las 6 y las 7 de la mañana.

IMG-20140712-WA0007

Me dirijo hacia el autobús que se cogía a unos quince minutos andando desde el hotel, tiritando como una maraca, y es que la temperatura era de 12 grados a esa hora; me monto en el autobús y sigo temblando, ya no es el frio -a lo mejor es que estoy un poco nerviooooso-.

Llegamos a Landa, y la densa niebla no nos dejaba ver ni el propio lago. La gente empieza a comentar que si la niebla continúa, la fase acuática no se podría realizar, y que la bici, que era alrededor del lago, ya veríamos. –“Tendría guasa, mi primer IRONMAN, sería una Maratón”. Pero son las 7 de la mañana y los Elite salen a las 8 y nosotros a las 8:20, todavía hay tiempo de que la niebla se disipe, -“ y si no, que vengan los de Bilbao y soplen”-uno de Cádiz-

ullibarri.1

Mientras tanto, preparo el casco y la ropa que me voy a poner en la transición y decido no dejar las zapatillas colocadas en la bici, puesto que la hierba estaba muy mojada y desde los boxes hasta la bici había una distancia de unos cien metros y se me iban a poner los calcetines chorreando. Meto en el maillot los 2 bocadillos de jamón, que había comprado la noche antes, cortados en trozos y listo.. “Voy a ponerme el Neopreno”…

Mientras me pongo el Neopreno, veo que la niebla se va disipando poco a poco, (“ya están soplando los de Bilbao”), y que la organización no dice nada de suspensión, es más, llaman a los “Elite” para iniciar la salida. Yo, aunque tiritando, me ajusto el Neopreno lo mejor posible, muevo los brazos y compruebo que estoy bastante cómodo, mucho mejor que en el triatlón de Almería, que casi no podía ni levantar los brazos…

NATACION:

Por megafonía nos dicen que nos aproximemos al arco de salida, y al momento: ”BUUUUUU”.

wG3SJZih_vitoria_triatlon (15)

Entro en el agua, que no estaba nada fría, y con los dos manotazos que recibo en los primeros vente metros y los dos tíos (seguramente de Bilbao) que me pasan por encima en los veinte siguientes, noto que ya no tirito ,- “ya me han calentao”.

Nado, Nado, Nado….¡qué bien Nado, cómo disfruto!…Paradójicamente la natación es la fase que me impone más respeto, pero realmente es en la que actualmente más disfruto, no sé si es porque no tengo referencias de tiempo y eso me quita la presión o, porque he descubierto un deporte nuevo, diferente a todo lo que yo había hecho anteriormente.

OaYjUNaK_vitoria_triatlon (26)

Recordaba mi primer triatlón (que fue ”olímpico”), en el que mientras Rafa, Boqui, Santi y Toni, nadaron 45 largos en la piscina de Acyda, yo hice 6 (unos 200 metros), y casi no lo cuento; y ahora voy a hacer 3800 metros, eso sí,  un poco preocupado porque nunca, hasta la fecha había hecho más de 2500 metros seguidos.

Nadar tranquilo, disfrutar, alargar la brazada, rolido, respirar, codo alto, deslizar…..  y,  de repente, ya estoy en la última boya donde se da la vuelta, unos 950 metros. Miro hacia delante y veo mucha gente, pero en el giro observo que también hay detrás, que no voy el último ni mucho menos, ¿no estaré yendo demasiado rápido?. Hay que dosificar, pero ya sabéis la dosificación dura 2 minutos, sobre todo si vas bien.

Sigo a mi ritmo y empiezo a ver el arco de meta cada vez más cerca, hasta que salgo del agua y miro el tiempo (41 minutos), cuatro minutos mejor que el mejor de mis tiempos soñados…(45+45).

Entro de nuevo en el agua y empiezo a nadar todavía más cómodo, ya no hay tanta gente, cada uno había cogido su ritmo, aunque yo parecía que había cogido el de otro. Tengo que decir que las condiciones eran perfectas: no corrientes, no viento, temperatura del agua agradable, agua dulce (que si la bebes no pasa nada..) Lo único malo fue una zona de algas que había entre la primera y segunda boya que sólo noté en la segunda vuelta, pero que a algunos nos sirvió como avituallamiento (las algas se comen..).

Termino la fase de natación en 1h 21’. –¡No me lo creo!-

TRANSICIÓN T1: Penosa. El tiempo lo dice todo, más de trece minutos.

 

BICICLETA:

 

Preocupado por el tiempo de corte del km 107 de la bici, inicio esta etapa con el objetivo de  ir a la velocidad fijada de 28 km/h, aunque con el buen tiempo, para mí, que había hecho en la natación sabía que podía ser un poco por debajo, pero que no debía descuidarme.

 

Tardo casi 20 km en ponerme por encima de esos 28km/h de media, las sensaciones son buenas; pero de repente: -“no puede ser, ya me duele el culo”. Y es que sabía que esto iba a pasar pero sobre el km 80, no en el 25. -“No pasa nada, me levantaré más a menudo del sillín”, y es cuando caí que no me había levantado ni una sola vez del mismo, había estado tan concentrado en ir acoplado, que no reparé en ir relajando la citada zona. Me gustaba eso de ir acoplado (me sentía triatleta). En el km 50 aproximadamente desapareció el dolor, que ya no apareció en toda la prueba; y lo mejor de todo es que la velocidad media era ya de 29 km/h, velocidad que mantuve hasta el temido km 107.

FwBgzor8_vitoria_triatlon (86) (1)

 

Superado el tiempo de corte (6h, que comprendía la natación, la T1 y los primeros 107 de bicicleta), con más de 45 minutos de adelanto, era el momento de relajarse un poco, ya “sólo” quedaban 73Km para hacerlo en tres horas, ya que el siguiente tiempo de corte estaba al terminar los 180 km de bici, con un total de 9h.

 

Bajé un poco el ritmo pero sin descuidar los 28km/h de media marcados, que aunque ya tenía 45 minutos para reparar el temido pinchazo, no quería bajar de ese ritmo.

 

A pesar de bajar la media a unos 28,5 km/h, veo que sigo adelantando a bastante gente, lo que me va dando cada vez más moral, entre ellos, a dos del club de Mijas con los que la tarde anterior había hablado en el autobús y que me habían dicho que su fuerte era bicicleta. El primero lo adelanto en el km 140, que al preguntarle me dijo que estaba pasando un mal momento; el segundo en el 170, que iba bien pero regulando para la Maratón. Yo, a los dos le dije lo mismo: – “voy muy bien, DISFRUTANDO”.

 

Concluyo los 180 km de bicicleta en 6:07:44 horas, con una velocidad media de 29,5 km/h.

 

Justo antes de llegar a la T2, veo a María Jesús y mis niños, que al verme se quedan un poco sorprendidos. Yo les había dicho que llegaría rozando el tiempo de corte, 17:30h,  y eran poco más de las 16:00h.

 

TRANSICIÓN T2: Al entregar la bici e ir descalzo a ponerme las zapatillas de correr, noto un tirón en la planta del pie que me impide seguir corriendo. Cojo la bolsa de la transición, donde tenía la ropa, y andando me dirijo a los boxes un poco preocupado. Mientras me cambiaba de ropa, hago algunos ejercicios para estirar la planta del pie, me calzo y………………

 

MARATON:

 

….salgo a correr. El dolor parece haber remitido. O eso, o que estaba corriendo con las piernas de otro. No siento las piernas (ya sabéis a lo que me refiero), pero, aunque esa sensación ya la conocía y sabía que poco a poco remitiría, los nervios hicieron que corriera demasiado rápido haciendo los dos primeros kilómetros a un ritmo de 5:15, cuando mi “ritmo objetivo”, era de 6:00. -Relájate Juan, tienes casi ocho horas para terminar. Y es que el siguiente corte era al finalizar la prueba, a las 23:45h.

IMG-20140713-WA0003

 

A un ritmo ya de 6:00, voy adelantando a mucha gente, no sabía si eran de la primera, segunda, tercera o cuarta vuelta, pero el ir adelantando es siempre buena señal.

 

Termino la primera vuelta de 10,5 km casi sin darme cuenta gracias al ánimo del público.

VSCN1299

 

Inicio la segunda, y allí están mi mujer y mis niños, me estaban esperando en un parque por el que se hacía gran parte del recorrido.

 

-¿cómo vas?

-Muy bien, la natación perfecta, y la bici casi mejor, y ahora DISFRUTANDO.

-Todo el mundo me está mandando mensajes, unos me tranquilizan, otros preguntan que cómo vas, y otros dicen que vas muy bien, que estás haciendo “ tiempazos”…….No puedo ni hacerte fotos….

 

Con ese subidón y mis niños que me acompañaron durante por lo menos un kilómetro en ese parque, voy camino de la 1/2 maratón. Ahora sí, me veo tan bien que pienso que si sigo así en la tercera vuelta, creo que podré apretar en la última.

IMG-20140713-WA0000

 

Inicio la tercera vuelta con muy buenas sensaciones, entro otra vez en el parque, y allí estaban otra vez, tenía ganas de verlos. María y Juan salen corriendo a mi par, o un poco más rápido, porque tengo que decirles que bajen un poco el ritmo, no quería que la euforia me hiciera correr demasiado, no era el momento de apretar, todavía faltaba mucho…..

 

Voy camino del treinta, cuando de repente veo a Juanjo (el de Dúrcal). Lo alcanzo y me dice que continúe, que voy muy bien:

 

-“vas a bajar de las 12 horas en tu primer IRONMAN”, me dice.

-No puede ser, dirás 13.

– Yo quiero bajar de 12 y estoy en tiempo, y tú vas mejor que yo.

 

Miro el reloj en el que sólo llevaba el tiempo de la maratón, y haciendo cálculos mentales con los tiempos de la natación y bici y de las dos transiciones, pienso que puede tener razón, pero realmente, tampoco me preocupaba mucho, había hecho las dos fases anteriores por “sensaciones” y en la maratón tenía que ser igual. El tiempo no importaba.

 

Comienzo la última vuelta y al pasar por la zona de llegada, miro el crono de la prueba, el tiempo total era de 11:08h, tendría que correr a menos de 5 minutos kilómetro para hacer el tiempo que me había dicho Juanjo, y él, también.

 

Llego otra vez al campamento base (el parque), donde estaba Mª Jesús con los niños. –Sigo bien. –“Tenéis que iros para la zona de llegada, ya no paso más por aquí, me queda una hora”. Los niños vuelven a venirse conmigo otro kilómetro. –Papi, ya te queda menos para irnos de pinxos-, me iban diciendo.

 

Era ya el km 37, cada vez veía más gente andando y muchos estaban en su segunda o tercera vuelta, ¿era el momento de apretar un poco?. Creo que no. Las fuerzas empezaban a escasear, hasta el punto de tomarme un gel que me habían dado en el anterior avituallamiento.

 

Empiezo a tener ganas de ir al baño, y en el primer “autobús-servicios” que veo, decido entrar. Entré y salí, no pude hacer nada. No me gustaron las “pinturas rupestres” con las que estaba decorado el baño.

 

Con el estómago revuelto, no podía ni beber agua, pero sigo corriendo. Tengo que bajar bastante el ritmo que empieza a rondar los 7 minutos el km. Era el momento de acordarse de aquellos que no creían en mí, (eso también da fuerzas).

 

Llego al km 40 y en ese momento me alcanza Juanjo. Le digo que no voy bien. –No vas bien y lo vas a hacer en menos de 12h, me dice, yéndose poco a poco….

 

Yo no le dije nada, pero quedaban 2km que a ritmo de 6´30´´ eran 13 minutos, y justo en ese momento se habían cumplido las 12 horas de carrera.

 

Tengo que echar el resto. Llego a la contra meta, km 41,5 aproximadamente, y veo a Mª Jesús y a los niños. La cara de preocupación y a la vez de alivio de mi mujer era evidente; y es que le había dicho que me quedaba 1 hora desde la última vez que nos vimos, y ya me había pasado 5 minutos.  Tampoco fue tanto ¿no?.oa5jClVL_IMG_0862

 

Entro en meta, con la piel de gallina, en 12 horas y 13 minutos…………. No tengo fuerzas ni para llorar…………

P1200379(1)

 

AGRADECIMIENTOS.

 

-A mi mujer, Mª Jesús, que a pesar de los malos ratos que le di (antes, durante y después), me apoyó en todo momento. (Nadó, fue en bici y corrió conmigo).

-A mis niños, María y Juan, que aunque alguno dudó que su padre pudiera hacer un IRONMAN (no le culpo, yo también tenía mis dudas…), me siguen allá donde voy (no les queda más remedio).

-A mis padres, hermanos, sobrinos, cuñaos…..que aunque estoy “loco”, luego les da risilla.

-A José Mª Carrasco Ponce, que me ofreció esta increíble oportunidad, y creyó en mí en todo momento. Y a sus acoples de triatlón, que me fueron de PM. Te debo una.

-A José Antonio Martínez, quien tiene mucha parte de culpa de esto, me lleva a nadar casi todos los días. Salimos de Guadix a las 5:45 y llegamos a las 6:55. ¿Alguien se apunta?

-A Guillermo, por su apoyo. A mí antes, y a Mª Jesús durante. Tas portao, IRONMAN.

-A los amigos de la Pandilla, por los martes, jueves y domingos (ahí empezó todo).

-Y a la FAMILIA DE ULTRAFONDO, por vuestra confianza en mí, antes de la prueba; por vuestro seguimiento al minuto y vuestro ánimo a Mª Jesús,  durante la prueba; y por haberme hecho sentir “alguien importante”, después de la prueba. ESTO NO SE OLVIDA, ¡GRACIAS!.

Algunos vídeos del evento:

Resumen en Teledeporte TVE del Ironman

http://www.rtve.es/m/alacarta/videos/triatlon/triatlon-vitoria-gasteiz-2014/2683236/?media=tve

 

Al final el tiempo total fue de 11:53:18 h. Había que descontar en el crono de la prueba los 20 minutos de retraso con respecto a los Elite, que era lo que reflejaba. Juanjo tenías razón.

IMG-20140714-WA0002

FINISHER, DIPLOMA Juan

JUAN PÉREZ GÓMEZ ,   “HOMBRE DE HIERRO”

 

 

II IBERMAN – LARGA DISTANCIA. ALGARVE/LA LUZ 14 DE JUNIO 2014

23 junio, 2014

 

Buena tarde, hay deportistas para los que los límites solo existen en los libros o en la razón.

Nuestro amigo Guillermo  Hervás  debutó  el año pasado en triatlón, en Almería, haciendo la distancia  olímpica,  todavía recuerdo su crónica llena de alegría, Guillermo era triatleta.

1017440_676944572331501_1518850705_n

A partir de aquí se propuso un reto más duro, durísimo, el triatlón corto Toro Loco  de Sierra Nevada, el olímpico Triwihite ciudad de Carboneras, todos  ellos terminados con un poderío…

DSC01279 DSC01233

Al terminar la temporada Guillermo me dice que va a dar un paso más, se va al Sharp The Club , gran club de triatlón con grandes deportistas, muchos de ellos Ironman, este era su objetivo para este año, hacer un media distancia y luego un Ironman.

Con alegría por él y pena por perder un gran compañero de aventuras, hemos seguido muy de cerca su progresión, solo, al alcance de unos pocos, estamos hablando de un esfuerzo titánico, cosa que parecen olvidar muchos osados deportistas…

Sin más y agradeciéndole que nos cuente su experiencia que ya hemos oido personalmente…

Sirva de homenaje estas anteriores palabras a Guillermo.

IMG-20130924-WA0004

Guillermo Hervás

Os escribo para relatar lo vivido al realizar mi primer Ironman,desde el cariño por mis inicios en el club el año pasado.
Lo mejor la compañía y el ambiente de compañerismo que se vive en la prueba,

 

la foto 1

lo peor las altas temperaturas que en una prueba tan larga y dura hace que sea un infierno en el tramo de bici durante las horas punta.

10293652_1464995050411002_3242102298732348658_o

Pero después de 14 horas luchando cuando se acaba el físico aparece la cabeza y es hora de apretar dientes y sacar fuerza del alma. Fuerza y honor !!! Es lo que te van gritando para animarte en un ironman, se me pone el pelo de punta jajajaja y no tengo.

10293652_1464995053744335_241928740353595588_o
Todo lo que cuesta mucho al finalizarlo se disfruta aún más y así fue, al cruzar el arco una mezcla de alegría,fatiga,emoción y sobretodo recuerdos de entrenamientos,y siempre aparecen los que más te quieren en tu mente,la familia mujer e hijos.

10293777_1442309052679602_6165798722709026925_o

 

Ya estoy en la meta: soy finisher de mi primer ironman amigos y quería compartirlo con vosotros.

Guille

Ahora os dejo la crónica de Ramón Úbric para Granada en Juego:

“El límite lo pones tú”. Así animan a participar en el II Iberman LD entre Algarve-La Luz (Portugal). Se trata de un reto para aventureros, pero que sale de los que es el propio deporte y que alcance cotas de héroes. Este sábado, el joven accitano Guillermo Hervás Sánchez, tratará de completar el “salvaje triatlón” de tierras portuguesas que consta de 3,8 kilómetros nadando por mar, 180 kilómetros de bicicleta y finaliza con una maratón de 42 kilómetros de carrera.

Este aventurero está dispuesto a darlo todo y no se arruga ante esta cita tan dura, que saldrá a las siete de la mañana desde la Playa de Montegordo. Es la primera vez que un deportista accitano trate de hacer un reto como éste que se trata de un Iron Man: “El deporte empieza en mar abierto en El Algarve. Después tenemos 180 kilómetros en bicicleta de carretera y después una maratón. Entre medias, hay dos transiciones de agua a bicicleta y de bicicleta a carrera. Sé que hay gente en Guadix que está haciendo esto en distancias más cortas como distancia olímpica o sprint. Para hacerse una idea, ésta es la larga distancia del triatlón. Después hay Iron Man que es la mitad”, asegura Guillermo Hervás.

La previsión es que Guillermo tarde entre 13 y 15 horas en finalizar la prueba. Acerca de la preparación, el accitano destaca que “el entrenamiento del triatlón es muy específico, al tratarse de tres deportes, y muy disciplinado para distancias largas. Hay que entrenar la parte de agua, las transiciones entre cada una de las partes, sobre todo muy metódico en la alimentación, en las distancias y en las carreras de entrenamiento, porque son pruebas de muchas horas en las que tienes que ir comiendo e hidratándote para poder aguantar tantas horas haciendo la prueba. Nos encanta el deporte. La gente que hemos empezado en Guadix estamos muy contentos y nos falta que nos hagan una piscina cubierta y que se pueda hacer en Guadix una prueba de triatlón. Animar a la gente a que haga deporte, que se marque unas metas y disfrute en el camino que es lo más importante”. Una de las bases es la preparación psicológica: “El físico se va desgastando, pero las pruebas de  ultraresistencia son pruebas en las que hay que tener cabeza para no colarte en los ritmos que has entrenado, porque si te cuelas en uno de los segmentos, al siguiente lo pagas. Una maratón, tras los otros sectores, se puede ir a cuatro horas y media o cinco. A ver si tengo la suerte de acabarlo y muy contento”, finaliza el aventurero accitano.

ubric@granadaenjuego.com

Gracias Guillermo por enseñarnos dónde está el límite, tu límite… ¡HOMBRE DE HIERRO!

Rafael Luque Cruz

I TRI IBERMAN LA LUZ

22 octubre, 2013
DSCN0585

Buen día, algunos dirán que porqué empiezo con esta foto, pero ahora lo explico:

Desde esta foto hace 6 años ha habido una progresión importante, nuestro cronista Ricardo Ibarra, fué uno de los primeros en aventurarse  en las distintas disciplinas del triatlón, olímpico, media distancia, larga distancia o Ironman.

En esta otra foto se puede ver a los otros dos Ironman: Jose Jurado y Antonio Faucon.

CIMG5160

Estos incondicionales nos enseñaron todos los entresijos del triatlón y de ahí surgió la semilla para otro club: ULTRAFONDO GUADIX TRIATLÓN,  así que gracias y es un honor para nosotros futuros Ironman seguir aprendiendo de vosotros.

Bueno, dejamos todo el protagonista a nuestro cronista,  en fin con otra foto que le traerá buenos recuerdos, primero fué un Titán y ahora un Ironman…

rica agua

Crónica de mi primer IRONMAN ( 3,8km. de nado + 180km de bici + 42km corriendo) El Iberman la Luz en  Isla Cristina (huelva).

i-tri-iberman-la-luz

Comienza el día un poco regular, en el buffet del hotel, donde estábamos más de 200 triatletas de todas partes de España y otros países, se acaba el pan al poco de abrir las puertas, así que desayuno lo que puedo, alguna ensaimada, cereales con yogurt y poca cosa más.

Subo a la habitación y me visto, todo esta preparado

photo 2

y voy al hall a juntarme con mas compañeros para salir hacia la primera transición. Salimos del hotel y es noche cerrada, el cielo despejado y las estrellas brillando, hace frío y hay pocas ganas de meterse en agua jejé.
Lo que más me choca, es que al llegar a las zona donde están las bicis y donde tenemos que dejarlo todo preparado, vestirnos con el neopreno, etc. Donde sólo hay triatletas, hay un silencio sepulcral, nada que ver con triatlones donde las distancias son más populares, se respira un aire de respeto y de seriedad tremendo, cada uno concentrado en lo suyo, saludos y reencuentros con personas que ves muchas veces al año y de las cuales sabes como trabajan por cumplir sus sueños.

1376986_10202170411892312_84479936_n

Todo aquí es impresionante, emocionante, estamos apunto de empezar una aventura de muchas horas, en las que puede suceder de todo.

Lo primero que pienso es en seguir mi plan, para lo que estoy entrenado y jugar mis bazas, aunque he venido a aprender de esta distancia nueva para mi pienso que jugando bien mis cartas, puede salir todo mejor, y como claramente lo que mejor se me da es la bici y no sufro en natación para mantener un buen grupo, pues prefiero recortar cuanto más tiempo mejor en la bici y después usar mucho la cabeza en el maratón y así, llegar antes a correr, que no es lo mismo 1h más en las piernas que ahorrártela.

1384274_10202170411012290_911606116_n
Pues así va saliendo, dan la salida de natación y me coloco cómodamente en un grupo que me lleva a dar la primera vuelta de 1900m sin tener sensación de ir gastando, así sigo en la segunda vuelta y salgo a 10′ de la cabeza, que esta comandada por el gran Sergio Tejero, en un ironman 10′ no son nada, hay horas por delante para recortar tiempo, pero conociendo a Sergio, se que va en la bici como un rayo, así que me alegro por él, porque aguante en cabeza y sea capaz de seguir ahí y hacerse un hueco en la gloria.
Salgo con la bici y durante el recorrido español, pongo mi ritmo, se puede rodar contra viento, pero acoplado, cogiendo la posición y aprovechando que ruedo bien.

540150_10202460710505600_210029818_n

En el km 60 más o menos, entramos a Portugal y ahí se complica todo, el tráfico no esta cortado, los coches nos adelantan y alguno con más cuidado que otros, ya no sólo hay que preocuparse por el recorrido o lo que tienes que comer o beber, si no también por que no te pillen, una tensión más que acumular…

La carretera cambia, el asfalto es más rugoso, son más estrechas y vienen los puertecitos de montaña, 15%-10% cortos pero intensos, eso hace daño en las piernas y empiezo a ver gente que se va quedando, así que llego a pasar hasta el puesto 9-10 y voy que no me lo creo, queda mucho aún y el cuerpo hay veces que se viene abajo, comienza a hacer calor, subo la ingesta de sales y agua y aguanto los malos momentos, me guío por mis sensaciones, dejando fluir las piernas y viendo que los ritmos las marcan ellas, que si piden un poco menos, hay que hacer caso, que después ellas son las que van a mandar en el maratón. Así qué van callendo los km y entro el 12 de la general en la transición 2, donde nada más decirme el juez que podía bajAr de la bici, siento como me revienta la rueda… Uff q suerte.

1377271_10202460743426423_1822201742_n

Me coloco la gorra, bebo y cojo los geles, dorsal y zapatillas y salgo a correr lo que va a ser mi primer maratón, no me lo creo, ya he pasado el Ecuador de un ironman, pero hay que tener la cabeza en su sitio, quedan momentos de venirse abajo, seguro, así que cabeza fría, a seguir el plan, cada 15′ hay que darte un pequeño premio y a seguir, y así lo hago, la cabeza va, las piernas no ponen problemas, el ritmo parece sostenible y los 21km Salen en 1h51′. Pero el calor aprieta a esta hora y el cuerpo nota que lleva muchas horas de esfuerzo, y vienen los primeros momentos de flaqueza, por suerte alcanzo a un triatleta de Canarias y los dos vamos apoyandonos mutuamente, que suerte, la cabeza va y las piernas a duras penas, el terreno es durísimo, de asfalto hemos pasado a una rambla, con arena de playa, los pies se hunden y eso me mata.

Aún así seguimos y salimos a la zona de pueblos, aprovechando los avituallamientos, cumpliendo el plan y con tan solo 10km por delante, el cuerpo se viene arriba pero entonces pasamos el paseo marítimo y nos tienen preparada una encerrona, nos meten por la playa unos 4km, dios eso acaba con lo poco que quedaba de piernas, sufrimos como bestias para poder correr porque los femorales sufren muchísimo, estamos ya exhaustos, pero queda nada, no se puede parar, al igual que todo el recorrido voy pensando en muchas cosas,

1382233_721926501154500_253532505_n

momentos duros de esta temporada, los entrenos durísimos que hemos hecho, en que hay mucha gente detrás animando y así se sale rápido de una situación de crisis, ya quedan un par de km y aunque las piernas ya nada de nada, se aguanta, y entro en meta entre los 20 primeros

1374720_10202460743306420_1018121422_n

y con una gran experiencia vivida, mucho aprendido y pensando ya en el próximo reto, ROAD TO LANZAROTE 2014. Un sueño, la clasificación para el campeonato del mundo de Hawaii.

Hacer mención también a mis tres compañeros del triatlón baza, José López, Mansur Ghezawi y Antonio Faucón, tres Ironman con palabras mayúsculas, estoy muy feliz de haber compartido con ellos este reto.

1374186_10202173538650479_1731468725_n

Todo esto no habría sido posible sin el apoyo de mi gente, amigos y gente que ha confiado en mi, empresas que han puesto su granito de arena para sufragar gastos, ya que todo esto es costoso. Quiero dar las gracias a todos.

Ricardo Ibarra Mañas